Mudanzas

octubre 21, 2007
Me estaba dando una pereza tremenda. Pero sabía que, tarde o temprano, me tenía que meter a ello. El detonante han sido los botones para los marcadores sociales de los que hablaré en breve. No se podían incrustar en el viejo código de Blogger. Sin embargo sí, aunque con matices, en la versión actualizada. Así que, con todo el dolor de mi corazón, y temiéndome que voy a perder información casi con seguridad, me decido a cambiar…
Adíós a la doble configuración del blog ( Carolina Requena y sus trucos para establecer categorías en el blog…) Adiós a los javascripts que permitían abrir en ventana nueva adaptable de tamaño a algunos archivos que no cabían en el ancho dedicado a las entradas… Muchas cosas. Algunas de ellas las podré recuperar, al menos en parte, con paciencia… pero otras quedarán enterradas para siempre. No parece que esto de los blogs sea para personas a las que les cueste hacer borrones y cuentas nuevas cada poco… Pero todo sea por mejor.
Una cosa sí que me apetecía enormemente. Es la posibilidad de disponer de más ancho de pantalla para la escritura e incrustación de vídeos y animaciones de flash.
Blogger, de todas formas, proporciona cierta ayuda. En el momento de hacer la transición, te guarda on line una copia de la antigua plantilla.

Desde allí se pueden recuperar muchos de los elementos añadidos e incorporados a lo largo de los meses…